Energía Femenina: Qué es, Cómo activarla y Trabajarla

mujer feliz con mucha energía femenina

Table of Contents

Muchas venimos escuchando sobre recobrar nuestro poder y nuestra energía femenina. Si tenemos en cuenta los años de atacar al femenino y querer robarle todo su poder, es una tarea ardua la que tenemos las mujeres (y los hombres también, puesto que somos seres de energía masculina y de energía femenina). Piensa en tu mejor brújula, tu intuición, tan bastardeada porque “no se puede comprobar con la ciencia”. Aquí te daremos unos consejos para reunir tus energías y que vuelvan a ti misma.

¿Qué es la energía femenina?

Lo primero que hay que entender es que existen energías femeninas y masculinas. Ambas se encuentran en nuestros cuerpos y todos disponemos de ellas, no pertenecen a un género específico.  Se trata de la fuerza que impulsa la espiritualidad, el amor propio, la creatividad, la pasión, la autoexpresión y el poder interior. Todas las mujeres la tenemos, al igual que una dosis de energía masculina (reflejada en mayor competitividad y un pensamiento racional) y el ideal es lograr un equilibrio entre ambas. Nos acostumbramos a apagar ese fuego porque socialmente no estaba bien, y ahí es dónde nos olvidamos de cómo colocar límites, de cómo amarnos plenamente, de cómo defendernos. Si quieras un excelente libro para reconectar con tu energía, lograr sanarte y amarte, te recomendamos “Las mujeres que corren con lobos”, libro de Clarissa Pinkola Estés, que, con cuentos, te irá ayudando a retirar el velo impuesto por la sociedad y recobrar tu propia voz y conexión con tu intuición.

Beneficios de desarrollar la energía femenina

  • Desbloquear y despertar tu energía femenina
  • Recuperar la confianza y el amor propio
  • Sentirte una mujer auténtica sin miedo al rechazo
  • Despertar a la madre interna para desarrollar el autocuidado en tu vida
  • Sanar las heridas emocionales que te impiden vivir conectada a la confianza y el merecimiento
  • Crear un diálogo interior más amoroso contigo misma

¿Cómo activar tu energía femenina?

Autoconocimiento

El primer paso es entender y aceptar tu propia feminidad. Reflexiona sobre lo que significa para ti ser una mujer y cómo te relacionas con tu propia identidad de género. Hay mujeres que se identifican con una forma de ser más sutil, más sensible, y más suave. Mientras que hay otras con actitud más activa, más carácter y más dinamismo. En ambos casos, está muy bien, solo debes identificar de dónde proviene tu fuerza. Mantente fiel a ti misma. 

Escucha a tu cuerpo

Presta atención a las señales que te envía tu cuerpo. Descansa cuando lo necesites, come de manera saludable y encuentra actividades físicas que te hagan sentir bien contigo misma. Nuestro cuerpo es una de nuestras grandes brújulas, junto con la intuición. Si deseas descansar, hazlo. Si deseas salir a correr o moverse más, también. Si se te antoja una fruta o un dulce, disfruta con todas tus sensaciones. 

Te puede interesar:  Mandalas: Tipos, Significado y Beneficios - Guía 2024

Cuida tu salud mental

La salud mental es fundamental para conectarte con tu energía femenina. Practica la autoestima, la autoaceptación y busca apoyo cuando lo necesites. No debes sentirte mal, al contrario, si deseas comenzar terapia. Es una gran herramienta de autoconocimiento y de sanación.

Explora la espiritualidad

Muchas personas encuentran la conexión con su energía femenina a través de la espiritualidad. Esto incluye la meditación, la práctica de la atención plena o la exploración de tradiciones espirituales que honran lo femenino. Prueba hacerlo sola o con un grupo de personas y un guía. Ve tomándote tu tiempo, y permítete conectar con el universo.

Desarrolla tus relaciones

Cultiva relaciones saludables con otras personas, tanto amistades como relaciones amorosas. El apoyo y la conexión con otros fortalece tu energía femenina. La clave acá es que sean transparentes y sanas. Emociones negativas o sentimientos negativos como la envidia o la falta de empatía no son buenas compañías. 

Creatividad y expresión artística

Encuentra formas de expresarse creativamente, ya sea a través de la música, la danza, la escritura o cualquier otra forma de arte. La creatividad es una poderosa vía para conectarte con tu interior femenino. Disfruta de hacer manualidades con arcilla, con pinturas, con tintas hechas a base de pigmentos caseros. Bailar y cantar, sin que nadie te vea, para nutrir tu alma. 

Conecta con la naturaleza

Pasar tiempo al aire libre y en la naturaleza te ayuda a conectarte con tus raíces y a encontrar equilibrio y armonía. No tienes que irte a una montaña lejana, si vives lejos. Prueba yendo a un parque, a la playa, o mismo en tu jardín y en tu balcón. Llénalo de plantas, de flores y de árboles para tener un trozo de la naturaleza contigo. 

Ciclo menstrual y lunar

Si eres una persona que menstrúa, presta atención a tu ciclo y cómo afecta tus estados de ánimo y energía. Algunas personas encuentran una mayor conexión con su feminidad a través de la observación de las fases lunares. Ve anotando en un cuaderno cómo te sientes y, de seguro, encontrarás patrones. 

Empoderamiento

Busca empoderarte a ti misma y a otras mujeres. Participa en comunidades y movimientos que promuevan la igualdad de género y el respeto hacia lo femenino. Recuerda, juntas podemos más. Si ves que hay mucha jerarquía, problemas de poder o de liderazgo, retírate. Lo ideal es que crezcan juntas, tomando y aprendiendo de lo mejor de cada una. Prueba en distintos lugares, hasta encontrar el tuyo.

Educación y lectura

Lee libros y recursos que te ayuden a comprender mejor la historia y la importancia de las mujeres en la sociedad. La educación te empodera a conectarte con tu energía femenina de manera significativa. Hay cada vez más librerías especializadas en espiritualidad y en energía femenina que podrías visitar. Y si no tienes acceso a ellas, están cada vez más presentes estos libros en las grandes cadenas de librerías

Te puede interesar:  Vivir con plenitud

¿Cómo mantener tu energía femenina? Paso a paso

Nutrición y Ejercicio

Mantén una dieta equilibrada y asegúrate de hacer ejercicio regularmente. El movimiento físico ayuda a mantener un equilibrio hormonal saludable y aumentar tu vitalidad. Descubre qué alimentos te llenan de energía y cuáles te la drenan; repite el mismo ejercicio con las actividades deportivas que tu disfrutes. 

Descanso y Sueño

Prioriza el descanso y asegúrate de dormir lo suficiente. Un buen sueño es esencial para mantener altos niveles de energía. La regla general son 8 horas, pero ve sintiendo tu cuerpo. Vas a tener días que te pedirá más, o días que naturalmente te despiertes más temprano. El descanso también es dispersión y juego. 

Gestión del Estrés

Practica técnicas de manejo del estrés, como la meditación, la respiración profunda o el yoga. Reducir el estrés te ayuda a mantener una energía positiva. Existen muchas meditaciones online si deseas comenzar con una ayuda, y puedes hacer para relajar o para ganar energía. 

Tiempo para Ti

Dedica tiempo regularmente para cuidarte a ti misma. Esto incluye actividades que te hagan sentir bien contigo misma, cómo cuidar de tu piel, tomar baños relajantes o mimarte con tus pasatiempos favoritos. Intenta tener al menos una hora al día para ti misma. En la mañana temprano, en el almuerzo o mismo tarde en la noche.

Conexión Social

Mantén relaciones sociales saludables. Pasar tiempo con amigos y seres queridos aumenta tu energía y fortalece tus lazos emocionales. Recuerda que también es importante pasar tiempo contigo misma para conocerte mejor, pero no significa que te aisles. 

Creatividad y Expresión

Encuentra tiempo para la creatividad y la expresión personal. Pintar, escribir, bailar o involucrarte en cualquier forma de arte que te apasione mantiene tu energía femenina enriquecida. La creatividad es lo que nos ayuda a crear la vida que queremos. No temas a expresarte.

Rituales de Autocuidado

Establece rituales regulares de autocuidado. Esto incluye cuidados de belleza, como tratamientos faciales, o momentos de relajación con música suave o aromaterapia. Es una excelente idea dejarlos calendarizados. Por ejemplo: todos los domingos en la noche son para ti misma.

¿Qué es la energía femenina oscura?

Tiene que ver con poder sanar aquellas heridas que relacionamos con las sombras. Todos tenemos sombras, aspectos que requieren que les echemos luz para poder sanarlos. Son aspectos arraigados dónde volvemos a viejos miedos, viejas heridas y solemos reaccionar en vez de intentar resolverlos de manera más consciente. 

El concepto de sombras fue una teoría desarrollada por Carl Jung. El trabajo de sombras es muy importante para poder sanar. Consiste en identificar y explorar aquellos pensamientos, experiencias y sentimientos que tienes reprimidos y has mantenido ocultos (en las sombras). El fin de indagar en tus sombras, no es volver a revivir tu pasado sin sentido. El problema es que solemos reprimir todas las emociones y experiencias negativas, y aunque parezca que han desaparecido, siguen latentes dentro de nosotras (eso son nuestras sombras). Todas estas experiencias y emociones negativas del pasado, permanecen en nuestro subconsciente y controlan nuestras acciones y nuestros pensamientos sin que nos demos cuenta. El trabajo de sombras se utiliza para tomar consciencia de cuáles son estas experiencias y emociones reprimidas del pasado, y poder reconocerlas. De esta manera tus sombras no podrán controlar nunca más tus acciones, reacciones, pensamientos ni emociones en el presente, porque ya no estarán reprimidas en tu subconsciente.

Te puede interesar:  Respira hondo y suelta estrés

¿Cómo equilibrar tu energía masculina y femenina?

Ambas son energías tuyas. Todo el universo está regido por dos fuerzas en constante atracción. El Taoísmo habla del Yin y el Yang. El Hinduismo, de Shiva y Shakti. La física habla de que hay un polo positivo y uno negativo. En la naturaleza siempre hay una fuerza que emite y una que recibe. El Tantra habla de una energía femenina y una energía masculina. La energía divina femenina es suave, receptiva y nutritiva. Está asociada con la intuición, la creatividad, la compasión y la capacidad de nutrir y sanar. Por otro lado, la energía divina masculina es activa, determinada y protectora. Representa la fuerza, la acción, la voluntad y la capacidad de manifestar nuestros propósitos en el mundo. Ambas energías son fundamentales y necesarias para nuestra existencia plena.

El primer paso para equilibrar estas energías es tomar conciencia de cómo se manifiestan en nuestra vida. Observa tus patrones de pensamiento, emociones y comportamientos. ¿Te sientes más conectado con tu energía femenina o masculina? ¿Hay desequilibrios evidentes que requieren atención y armonización?

Una forma de equilibrar estas energías es a través de la práctica de autorreflexión y la autoaceptación. Reconoce y honra tus características femeninas y masculinas, sin juzgar ni suprimir ninguna de ellas. Permítete explorar y expresar tu intuición, tu creatividad y tu sensibilidad, al igual que tu fuerza, tu determinación y tu capacidad de acción.

La meditación y la práctica del mindfulness son herramientas poderosas para equilibrar estas energías. Dedica tiempo cada día para conectarte con tu interior, observar tus pensamientos y emociones, y cultivar una sensación de calma y equilibrio. En la meditación, puedes visualizar y nutrir tanto la energía femenina como la masculina, permitiéndote fluir y entrelazarse en armonía dentro de ti.

Conclusión

Como hemos visto, el camino a la energía femenina es un camino de vuelta a una misma y al poder que todas llevamos dentro nuestro. Las energías femenina y masculina no son opuestas, sino complementarias. Trabajan la una con la otra para ayudar al máximo desarrollo del individuo. Con paciencia, mucho amor y comprensión, atrévete a conocerte y a recuperar tu poder interior.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies