Yamas y Niyamas en el Yoga: ¿Qué son?

ilustración mujer con yamas y niyamas

Table of Contents

En el extenso tesoro de la antigua sabiduría india, el sabio venerado Patanjali logró crear una guía completa para la autorreflexión y la espiritualidad: los Yoga Sutras. Dentro de esta odisea espiritual, encontramos ocho ramas. Cada una de estas ramas está pensada para guiar a los practicantes a una vida plena y a la iluminación. Implementandolas, los humanos tienen la posibilidad de alcanzar el máximo estatus. En este artículo nos centramos en dos puntos específicos, los Yamas y los Niyamas. Te enseñaremos que son, como se aplican y te diremos cuáles son los beneficios que generan, sigue leyendo si quieres saber más. 

Origen

     

El nacimiento de los Yamas y Niyamas como hemos dicho, encuentra sus raíces en la profunda sabiduría de Patanjali, el venerado sabio que sistematizó el yoga para la ansiedad en sus famosos Yoga Sutras. Hace milenios, en la India antigua, Patanjali delineó ocho pasos o ramas, esenciales para el camino del yoga, conocido como Ashtanga Yoga.

Patanjali, reconociendo la necesidad de una guía moral y conductual, delineó estos principios para proporcionar a los buscadores de la verdad una estructura sólida en su búsqueda espiritual.

Los Yamas, traducidos como restricciones éticas, establecieron cómo debemos interactuar con el mundo externo. Por otro lado, los Niyamas, o disciplinas personales, se enfocan en el desarrollo interno del individuo. Pero, te explicamos sobre ellos en mayor profundidad en las siguientes secciones. 

Pasos de patanjali

Los pasos o ramas de Patanjali se refieren a las etapas esenciales del sistema de yoga. Estas etapas, conocidas como «Asthanga Yoga» (no confundir con el estilo de yoga popularizado con el mismo nombre), son ocho en total y forman un marco completo para la práctica y la comprensión:

Yama (Principios éticos)

Esta primera rama establece principios éticos y restricciones para guiar el comportamiento moral hacia los demás y hacia el mundo en general. Los cinco Yamas son Ahimsa, Satya, Asteya, Brahmacharya y Aparigraha.

Te puede interesar:  El Saludo al sol: Hazlo Paso a Paso

Niyama (Disciplinas personales)

La segunda rama se centra en disciplinas personales para el desarrollo espiritual y la autorregulación. Los cinco Niyamas son Sauca, Santosha, Tapas, Svadhyaya e Ishvara Pranidhana.

Asana (Posturas físicas)

Este paso se refiere a lo que quizás la mayoría de nosotros pensamos al escuchar la palabra yoga. En el sistema de Patanjali, las asanas se consideran una herramienta para preparar el cuerpo y la mente para la meditación y la práctica espiritual.

Pranayama (Control de la respiración)

Pranayama implica técnicas de control de la respiración. La respiración consciente se utiliza para dirigir y controlar la energía vital (prana) dentro del cuerpo. Es considerada una herramienta poderosa para calmar la mente y prepararla para prácticas más avanzadas.

Pratyahara (Retiro de los sentidos)

Pratyahara se refiere al control y la retirada de los sentidos de los estímulos externos. En este paso, la atención se aleja de los estímulos externos para permitir la introspección y la concentración interna. Aprende sobre los retiros de yoga

Dharana (Concentración)

Dharana implica la concentración intensa y focalizada de la mente en un objeto o pensamiento en particular. Este paso es esencial para la meditación, ya que establece las bases para la atención sostenida.

Dhyana (Meditación)

Dhyana se refiere a un estado continuo de meditación. Aquí, la concentración se vuelve aún más profunda y sostenida, llevando a la mente a un estado de calma y claridad.

Samadhi (Unión o éxtasis)

Este último implica la fusión completa de la conciencia individual con la conciencia universal. Es un estado de éxtasis y unidad donde se experimenta la verdadera esencia de uno mismo y se alcanza la iluminación.

¿Qué son los yamas y niyamas?

Como explicamos más arriba, Yama se refiere a los principios éticos para vivir en sociedad, mientras que Niyama se refiere a las prácticas espirituales que ayudan a desarrollar la disciplina y la devoción. Se podría decir que son dos de los pilares que como humanos nos ayudan a crecer, convivir y construir. 

¿Cuáles son los 5 yamas?

Los Yamas, son, necesariamente, piedras angulares para una conducta armoniosa en la sociedad. Cada uno de ellos logra abordar, no solo la interacción con las demás personas, sino también la relación con el entorno y uno mismo. Te los explicamos uno por uno:

Te puede interesar:  Savasana en Yoga: ¿Qué es y Por qué hacerlo?

Ahimsa(no violencia)

Implica practicar la compasión y la no violencia, incluso en el pensamiento. Es decir, ser compasivos con nosotros, así como lo seríamos con el resto.

Satya (veracidad)

La verdad se presenta como un faro ético, que ilumina no solo las interacciones externas, sino también el diálogo interno, promoviendo la honestidad contigo mismo.

Asteya(no robar)

Abstenerse de robar no se limita solo a bienes materiales, incluye la no apropiación indebida de ideas y el respeto a la propiedad intelectual.

Brahmacharya(castidad)

Más allá de la castidad física, se extiende a la gestión consciente de la energía vital, evitando la dispersión y promoviendo la moderación.

Aparigraha(no posesividad)

Fomenta un desapego profundo, a nivel material y también emocional, alentando a liberarse de las ataduras que limitan el crecimiento personal.

¿Cuáles son los 5 niyamas?

   

Los siguientes 5 Niyamas son herramientas para mejorar la relación con nuestro ser, aprender a apreciar, elevar y hacer crecer cada aspecto que nos hace humanos. Los cinco Niyamas de son:

Sauca(limpieza)

Busca trascender la limpieza física, incluye la purificación interna a través de la gestión de pensamientos y emociones. Crear prácticas de higiene personal, se refleja en tu espacio, creando un entorno limpio y saludable. Recuerda que ese espacio, también eres tú.

Santosha(contentamiento)

Debes ir más allá de la mera satisfacción, implica un agradecimiento profundo por las experiencias de la vida, incluso en situaciones desafiantes. Es decir, practicar la gratitud, diaria, de las pequeñas cosas y de las grandes cosas que nos pasen.

Tapas(austeridad)

Encarna la disciplina y el esfuerzo consciente, siendo la fuerza impulsora detrás de la perseverancia en la consecución de metas, incluso en las adversidades.

Te puede interesar:  10 Posturas de Yoga en Pareja

Svadhyaya(autoexploración)

El Svadyaya nos invita a la autoexploración, al autoestudio profundo, el análisis constante de pensamientos y acciones, y el aprendizaje continuado en el tiempo de las experiencias personales.

Ishvara Pranidhana(rendición a la divinidad)

Trasciende el ego al rendirte a un poder superior, sea este un dios, una deidad o una fuerza cósmica, fomentando una conexión espiritual que va más allá de los límites individuales.

Conclusión 

La amalgama de principios éticos Yamas, que dan forma a nuestras interacciones y disciplinas personales, Niyamas, que nutren nuestro crecimiento interno, constituyen la esencia misma del Ashtanga Yoga. Cuando entendemos los ocho pasos de Patanjali, desde las posturas físicas hasta la meditación, descubrimos la posibilidad de iniciar un viaje de autoexploración donde la ética y la espiritualidad convergen. Los Yamas deberían convertirse en nuestras brújulas para una existencia armoniosa, mientras que los Niyamas, desde la limpieza hasta la rendición, nos ofrecen disciplinas para el florecimiento interno. En la búsqueda de una salud integral y holística, aprender sobre el legado que Patanjali dejó, es una excelente decisión. Únete a la práctica del yoga y conviértela en una danza entre ética, espiritualidad, salud y aprendizaje que te guían hacia la auténtica plenitud de la existencia.

Sigue leyendo: Tipos de yoga

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies