Revisión Ginecológica: Qué es y Cada cuánto hay que hacerla

Table of Contents

La atención médica preventiva es esencial para mantener una buena salud a lo largo de la vida. A menudo, tendemos a acudir al médico solo cuando experimentamos síntomas o problemas de salud específicos. Sin embargo, la prevención desempeña un papel crucial en la detección temprana y la gestión efectiva de posibles afecciones. Uno de los ejemplos más destacados de esta filosofía de atención médica es la revisión ginecológica, un componente fundamental en la salud de las mujeres.

En este artículo, exploraremos en detalle qué implica una revisión ginecológica , por qué es importante y con qué regularidad se recomienda realizarla. La atención preventiva en salud incluye una serie de exploraciones ginecológicas periódicas, incluso cuando no se presenten síntomas evidentes. Sigue leyendo para saber más. 

¿Qué es una revisión ginecológica?

 ginecólogo hablando con una paciente joven durante la consulta médica

Una revisión ginecológica es un examen médico integral diseñado específicamente para evaluar la salud del sistema reproductivo femenino.

El objetivo principal de una revisión ginecológica es la detección temprana de posibles trastornos, enfermedades o cambios anormales en el sistema reproductivo, lo que permite un tratamiento eficaz y, en muchos casos, la prevención de problemas más graves en el futuro.

Durante dicha revisión, un profesional de la salud, realiza una serie de evaluaciones que pueden incluir un examen físico, una revisión de la historia médica y sexual de la paciente, así como pruebas de detección específica. 

¿Qué es lo que te revisa el ginecólogo?

El ginecólogo realizará una serie de evaluaciones distintas y específicas, para asegurarse de que el sistema reproductivo de la mujer se encuentre en buen estado de salud. Estas evaluaciones incluyen:

Examen físico

Se realiza una inspección visual de los órganos genitales externos y se puede llegar a realizar un examen, que implica la inserción de dedos enguantados en la vagina y la palpación del abdomen para evaluar el tamaño y la textura del útero y los ovarios. 

Papanicolaou (Pap)

Esta prueba se utiliza para detectar células anormales en el cuello uterino que podrían indicar la presencia de cáncer cervical. Se toma una muestra de células del cuello uterino y se envía al laboratorio para su análisis.

Mamografía

A partir de los 40 años, generalmente, se les recomienda a las mujeres agregar las mamografías como parte del chequeo regular. Esto es una prueba con rayos x para ver las mamas en detalle y poder detectar tumores, quistes, etc.

Te puede interesar:  9 Tips para calmar el dolor menstrual

Pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Si es necesario, se pueden realizar pruebas para detectar ETS como el VIH, la clamidia y la gonorrea.

Discusión sobre la salud sexual y reproductiva

El ginecólogo también debería proporcionar asesoramiento sobre anticoncepción, planificación familiar, menopausia y otros temas relacionados con la salud sexual y reproductiva.

Beneficios de hacerla

Realizar una revisión ginecológica de manera regular ofrece una serie de beneficios significativos para la salud de las mujeres, por ejemplo:

Detección temprana de problemas de salud

Una de las ventajas más destacadas de las revisiones ginecológicas es la capacidad de detectar problemas de salud en sus etapas iniciales. Esto es especialmente importante en el caso del cáncer ginecológico, como el cáncer de mama o el cáncer cervical. Cuanto más temprana es la detección, mayores son las posibilidades de un tratamiento exitoso.

Prevención y manejo de enfermedades

También permiten identificar y abordar factores de riesgo para enfermedades como las enfermedades de transmisión sexual (ETS), proporcionando la oportunidad de recibir tratamiento temprano y evitar complicaciones.

Asesoramiento en salud sexual y reproductiva

El ginecólogo brinda orientación sobre métodos anticonceptivos, planificación familiar y cambios relacionados con la menopausia. De esta manera se pueden tomar decisiones informadas sobre la salud sexual y reproductiva.

Control de la salud del sistema reproductivo

A través de los exámenes físicos y las pruebas, se ayuda a prevenir o tratar afecciones como fibromas uterinos, quistes ováricos o endometriosis.

¿Cada cuánto hay que hacerse revisiones ginecológicas?

La frecuencia recomendada para las revisiones ginecológicas variará según la edad, la salud general de la mujer y otros factores individuales. Una breve orientación a qué frecuencia hacerlos sería:

  • Se recomienda que las adolescentes comiencen a ver a un ginecólogo entre los 13 y 15 años. Estas visitas iniciales pueden centrarse en la educación sobre la salud reproductiva, u orientación y ayuda sobre el periodo menstrual, Luego, se sugiere realizar chequeos anuales.
  • En general, las mujeres de 21 a 29 años deben realizarse un Papanicolaou (Pap) cada dos años o, idealmente, cada año.
  • Para las mujeres mayores a 40, además del PAP se les recomienda realizar una mamografía y una prueba para detectar VPH (Virus de Papiloma Humano), cada 2 años, idealmente, cada año.
  • Postmenopausia: Después de la menopausia, las revisiones ginecológicas aún son importantes para controlar la salud ginecológica y discutir la salud ósea, el corazón y otros aspectos de la salud general. La frecuencia se determinará en consulta con el ginecólogo.

¿Cuándo debe de hacerse por primera vez?

La primera revisión ginecológica suele recomendarse en la adolescencia, generalmente entre los 13 y 15 años, o cuando se comienza a ser sexualmente activa. Este primer encuentro con un ginecólogo es esencial para establecer una base sólida en la educación sobre la salud reproductiva y para abordar cualquier pregunta o preocupación que la adolescente pueda tener sobre su cuerpo y su desarrollo.

Te puede interesar:  Mujeres que vuelan alto

En esta primera visita, el ginecólogo debería enfocarse en establecer una relación de confianza con la paciente y proporcionar información relevante sobre la menstruación, la higiene íntima y las opciones anticonceptivas. Además, es una oportunidad para discutir la importancia de las revisiones ginecológicas regulares en el futuro y cómo pueden contribuir a la salud y el bienestar a largo plazo.

Es esencial que las jóvenes comprendan que estas visitas no están destinadas únicamente a abordar problemas de salud, sino que también son una parte fundamental de la atención preventiva. 

¿Qué no hacer antes de un chequeo ginecológico?

Antes de someterse a un chequeo ginecológico, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para garantizar una evaluación precisa y cómoda. Algunas cosas a evitar son:

Relaciones sexuales recientes

Evite tener relaciones sexuales en las 24 horas previas a su cita ginecológica, ya que alteran, temporalmente, los resultados de las pruebas, como el Papanicolaou (Pap) y las pruebas de detección de ETS.

Uso de productos vaginales

No use duchas vaginales, tampones, cremas o cualquier otro producto vaginal en las 24 horas previas al examen.

Período menstrual

Si su menstruación es abundante, informe a su médico antes de la cita. En algunos casos, es posible que se deba reprogramar la revisión, ya que un sangrado menstrual abundante puede dificultar ciertas pruebas y evaluaciones.

No retenga la orina

En algunos casos, es posible que deba proporcionar una muestra de orina durante su visita. Evite retener la orina antes de la cita para garantizar una recolección de muestras adecuada.

No se preocupe por la apariencia

Recuerde que los ginecólogos están capacitados para realizar estas revisiones con profesionalismo y respeto. No es necesario hacerse una depilación especial o preocuparse por la apariencia antes de la visita. Su comodidad y bienestar son la prioridad.

Te puede interesar:  Cómo prepararse para el embarazo: dieta, estilo de vida y suplementos

De cualquier manera, cada estudio tiene especificaciones diferentes y las acciones a evitar varían. Tu ginecólogo o ginecóloga debería informarte bien sobre qué cosas evitar hacer antes de una prueba ginecológica. 

¿Ginecólogo o ginecóloga? ¿Cuál elegir?

La elección entre un ginecólogo o una ginecóloga como profesional de atención médica dependerá de las preferencias personales de cada persona. Ambas opciones pueden proporcionar una atención de calidad, y la decisión final debe basarse en la comodidad y la confianza que sienta la paciente con el profesional seleccionado. Algunas mujeres pueden sentirse más cómodas y abiertas con un médico ginecólogo masculino, mientras que otras pueden preferir una ginecóloga mujer. 

La comunicación abierta y honesta con el profesional de atención médica es fundamental, independientemente de su género, para garantizar una atención adecuada y el abordaje de las inquietudes y preguntas de la paciente. 

Lo más importante es que la paciente se sienta segura y cómoda durante las consultas, ya que esto promoverá una relación médico-paciente sólida y una atención médica efectiva. Pero, si estás buscando una profesional mujer, con más de 15 años de experiencia y con su consulta de Ginecología en Granada, puedes confiar en la Dra. Escudero Turpin, la mejor ginecóloga en Granada. La Dra. Escudero Turpin es especialista en Ginecología y Obstetricia, y en su consultorio encontrarás la posibilidad de hacerte todos tus chequeos y controles, en un ambiente cálido, profesional y empático.

Conclusión

En conclusión, la revisión ginecológica es un componente esencial de la atención médica preventiva para las mujeres a lo largo de sus vidas. 

Es importante recordar que la periodicidad de las revisiones varía según la edad y los factores de riesgo individuales, pero la comunicación abierta con el profesional de atención médica y el seguimiento de las recomendaciones médicas son cruciales para mantener una salud ginecológica óptima.

En resumen, las revisiones ginecológicas son una herramienta valiosa para cuidar de tu salud, puesto que te brinda la oportunidad de mantener un sistema reproductivo saludable, prevenir problemas graves y recibir orientación integral sobre su salud y bienestar general.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies