Limpieza de la freidora, 4 soluciones fáciles y seguras

La freidora es un electrodoméstico útil para los amantes de los alimentos fritos. Ya sabes que los fritos nos son muy recomendables y no conviene abusar de ellos. Pero ¿a quién no le apetecen de vez en cuando unas alitas de pollo crujientes o unas patatas? Precisamente el pollo o las patatas fritas son los productos más cocinados en estos aparatos. Existen freidoras domésticas y otras de potencia industrial. Estas últimas son utilizadas en bares y restaurantes. El inconveniente es la cantidad de grasa que se acumula en el interior del electrodoméstico. Hay que limpiarla regularmente para proteger nuestra salud y para que el aparato dure más tiempo.

Limpiar freidoras caseras

Empezamos extrayendo la cesta de la freidora. Con agua caliente y jabón dejaremos esta parte del aparato sin grasa con facilidad. El estropajo y un cepillo nos ayudarán a retirar los restos que pueda tener. Cuando esté muy sucia podemos dejarla sumergida con desengrasante durante una hora en una palancana con agua caliente.

Ahora toca limpiar el interior de la freidora. Una espátula de plástico te ayudará a quitar la grasa que queda pegada. Llena el interior de agua con desengrasante, enciende el aparato para que hierva el agua y lo apagas enseguida. Espera unos minutos para que la grasa se vaya. Con un cepillo acaba de limpiar el interior. Elimina toda el agua y seca bien con un paño de cocina.

Quizás te interese: Desengrasante para freidoras

También hay quien aconseja utilizar bicarbonato y vinagre. Basta con poner una taza de vinagre y agua dentro de la freidora. Enciende la freidora y deja que la mezcla hierva durante 10 minutos. Luego haces lo mismo que hemos explicado en el párrafo anterior y ¡Listo!.

El bicarbonato también funciona muy bien a la hora de eliminar la grasa del interior de la freidora. Hay que hacer una pasta mezclando el bicarbonato con agua, y aplicarla en las zonas más sucias. Luego frotamos con un cepillo de dientes suave y para terminar se aclara con agua y se seca con un paño limpio.

Te puede interesar: Limpieza en los comedores escolares ¿Es segura?.

Cómo limpiar el exterior de la freidora

Antes de ponérse a limpiar conviene leer bien las instrucciones del fabricante, ya que cada freidora es diferente.Si la freidora se limpia de forma regular, la limpieza será más fácil y la freidora durará mucho más tiempo. Para limpiar el exterior de la freidora utiliza una esponja, agua caliente y jabón de lavar platos o algún detergente desengrasante suave. Es fundamental identificar lo antes posible las piezas que no se pueden mojar. Cuando el exterior está muy sucio, se puede utilizar un desengrasante más fuerte como el que sirve para limpiar hornos. Pero siempre tomando las precauciones indicadas en las instrucciones.

Artículo relacionado: El código de colores en los productos de limpieza.

Cómo limpiar freidora industrial

Una vez hayamos leído las instrucciones y tengamos la seguridad de que no corremos ningún peligro, empezamos el proceso de limpieza. Conviene limpiarla todas las semanas, pero si la utilizas muy poco, límpiala después de cada uso. Desenchufa de la corriente eléctrica el aparato y comprueba que esta frio. En algunos casos es necesario sacar los dos filtros de la freidora cuando limpiamos la tapa. Es importante que nunca sumerjas toda la freidora en el agua.

El aceite que haya dentro de la freidora vértelo sobre un recipiente de cocina, nunca lo tires por el fregadero.  A continuación saca la cesta de freír y lávala con unas gotas de jabón en el fregadero. Ahora limpia los restos de aceite que quedan en la máquina y la tapa. La mayoría de gente utiliza esponjas o toallitas de papel húmedas. Con una espátula de plástico quitarás los restos de aceite que se queden más duros. Seguramente encontrarás unas barras de metal, se trata del calefactor. Esta parte de la freidora también conviene limpiarla, pero con cuidado de no dañarla.

Llena el interior de la freidora con agua caliente y déjala unos 30 minutos hasta que esté fría. A continuación, limpia y enjuaga el tanque de la freidora. Una vez acabemos todo el proceso, dejar secar completamente la freidora antes de volver a utilizarla.

Mira esto: ¿Qué productos de limpieza hay que evitar?.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí