Sexo Anal: Practícalo Paso a Paso

juguetes para realizar sexo anal

Table of Contents

El sexo anal es una práctica sexual que puede darse entre las personas de todas las orientaciones sexuales e identidades y aunque es una actividad bastante antigua, algunos todavía ruborizan con solo mencionarlo, lo que hace que se forme más de un tabú a su alrededor.

No obstante, estimular el ano puede resultar muy placentero debido a la cantidad de terminaciones nerviosas que tiene y a que está muy conectado con la próstata y el clítoris, además, existen algunos beneficios y también riesgos que si se conocen se pueden atenuar, por eso estar bien informado es clave para el disfrute de esta experiencia.

Partes del Cuerpo que intervienen

Antes de hablar de los beneficios de esta práctica, vale la pena nombrar algunas partes del cuerpo que intervienen en esta actividad para que conozcas un poco de qué van:

El ano

Este es el orificio por donde se evacua la materia fecal, está compuesto por varias capas de piel y por el intestino, por aquí es que se penetra en la relación sexual anal.

El recto

Es la última parte del tubo digestivo y que lo recubre una mucosa.

El esfínter anal

Este es un anillo muscular que mantiene cerrado el ano y es controlado por el sistema nervioso autónomo.

Todas estas partes del cuerpo estarán involucradas en la actividad sexual, identificarlas es importante por si duelen o ves que presentan algo fuera de lo normal

Beneficios del Sexo Anal

Ahora sí, al lio: algunos beneficios o ventajas que tienes con el sexo anal:Aumenta la confianza: Sin duda practicar sexo anal aumenta la confianza en la pareja. 

Entregarse al otro en esta experiencia, dar lo mejor de sí y dejarse llevar, poniendo en práctica lo que sea posible para que el momento resulte agradable y seguro para ambos, ayuda a que el deseo y la confianza aumenten, sobre todo cuando se piensa en el disfrute de ambos y no en sí se va a ensuciar o no algo. Pese a que esto es algo que puede pasar se recomienda no tener la atención centrada en ello.Mayor placer: Como se menciona anteriormente, las terminaciones nerviosas situadas en el ano hacen que la práctica sea bastante excitante tanto para hombres como para mujeres.

Te puede interesar:  El Mejor Cunnilingus en 10 Pasos

Hay que recordar que se debe comenzar suave para que estas terminaciones no se rompan o se afecten y termine saliendo todo mal.Conocimiento de la pareja: Tanto si es la primera vez que lo practicas, como si no, el sexo anal lleva a que te comuniques mejor con tu pareja.

Esta debe ser una actividad consensuada y para practicarla es importante que se escuchen y pongan sobre la mesa los miedos o expectativas.

Si en algún momento alguno de los dos quiere parar, el otro debe entenderlo, igualmente se debe estar muy atento a las señales de dolor, saber leer esos gestos en tu pareja te ayudará el llevar el ritmo del encuentro y a que el disfrute sea mayor.Estimulación: La posición en la que se lleva a cabo esta práctica facilita la estimulación del clítoris o del pene del que está siendo penetrado, así que, ya sea con los dedos o con algún juguete sexual, podrá darse mayor estimulación y por tanto orgasmos casi que asegurados.

¿Cómo prepararse para el sexo anal?

Si estás decidido a practicar el sexo anal ten en cuenta estas recomendaciones que te ayudarán a disfrutarlo a plenitud:

Límpiate correctamente

Si tú vas a ser la persona penetrada es importante que estés limpi@ para eso puedes acudir a un enema o ducha anal, antes de la relación, esto hará que tu intestino esté vacío y por tanto no se presenten accidentes. Sin embargo, debes tener en cuenta que no hay que abusar de estas duchas, pues su uso continuo puede afecta la mucosa del ano, con lo que aumentarían las probabilidades de contraer alguna enfermedad o infección.

Otra recomendación para la limpieza del ano es sencilla, horas antes de tu relación sexual evita comer antes, o consumir café, energizantes o bebidas alcohólicas en exceso. Ve al baño una media hora antes de tener tu relación sexual y recuerda que algo tan básico como agua tibia, jabón o una toallita sirven para mantener la higiene de esa zona.

Te puede interesar:  Los mejores tatuajes para parejas 2024 ¡No te lo pierdas!

Comodidad

Algunas personas se sienten nerviosas por esta práctica y hablando de limpieza, no les gustaría que ocurriera ningún accidente (ensuciar) el lugar en el que se produce el encuentro, así que tener a mano una toalla para limpiar por si algo ocurre, una sábana adicional, estar en un lugar cómodo y hablar con tu pareja de lo que se puede presentar, genera confianza y sensación de apoyo y comodidad.

Usa lubricante

¡Lubricante y mucho!, recuerda que esta zona a diferencia de la vagina, no se lubrica sola, puedes usar productos a base de agua, lo importante es que estos no interfieran con el uso del condón. No uses lubricantes de aceite, pues este componente puede estropear el preservativo.

Despacio

Ir con calma es la clave, si eres la persona penetrada debes ir diciendo a la pareja lo que se siente, detenerse si hay dolor e ir paso a paso, y si eres la persona que penetra recuerda que no se vale ir allí sin ningún preámbulo, puedes comenzar a jugar con los dedos y después ir cambiando a la punta del pene o con un juguete hasta que el ano vaya dilatando.

Principales riesgos y cómo atenuarlos

Ya conoces las ventajas de tener sexo anal, sin embargo, existen algunos riesgos de esta práctica que debes tener en cuenta:

  • Mayor riesgo de enfermedades: por su anatomía esta zona es más propensa a enfermedades o infecciones de trasmisión sexual.
  • Por sus terminaciones nerviosas el ano puede micro lesionarse durante la actividad.
  • La mucosa del ano tiene mayor riesgo de trasmitir infecciones que la mucosa vaginal.
  • El contacto entre la boca y el ano también resulta un detonante de bacterias, por lo que no es recomendable.
  • En todos los casos, el condón ayuda a atenuar los problemas que se puedan presentar. Sin embargo, recuerda que siempre debes cambiar este para pasar de ano a vagina ¡jamás lo hagas con el mismo!
Te puede interesar:  Pareja Liberal: Qué es y 10 Claves para que funcione

 Conclusión

No olvides que el sexo anal es solo otra manera de disfrutar tu sexualidad, el autocuidado y la comunicación con tu pareja definirán sin duda el éxito de esta práctica. 

Si por algún motivo lo intentas una primera vez y no sale como querías, inténtalo de nuevo, no hay porque descartarlo si a lo mejor a la primera fue una mala experiencia. 

La paciencia y las recomendaciones que te damos aquí te pueden ayudar para que la experiencia resulte lo mejor posible, pero si aun así prefieres no intentarlo recuerda que hay miles de prácticas para salir de la monotonía y darle un giro a tu relación, depende de ti hasta dónde quieras llegar.

Sigue leyendo: cunnilingus, punto u, sexo con antifaz, sexo con la regla, sexo tántrico, masturbación en pareja y pegging