Insomnio: Causas, Tipos, Síntomas y Tratamiento

joven está deprimida en una cama blanca

Table of Contents

El insomnio es un intruso silencioso que perturba las noches de innumerables personas, llegando a afectar a millones de personas en todo el mundo. La incapacidad para conciliar el sueño, permanecer dormido o despertarse temprano y no poder volver a dormir siempre tiene consecuencias significativas en la salud física y mental, así como en la calidad de vida en general. Queriendo arrojar un poco de luz sobre este tema, hemos creado una guía muy breve con toda la información que necesitas para identificar, prevenir o tratar el insomnio. 

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es un trastorno del sueño que se caracteriza por la dificultad para conciliar el sueño, permanecer dormido durante periodos prolongados o despertarse temprano y no poder volver a dormir. Las personas que padecen insomnio suelen experimentar una calidad de sueño deficiente, que llega a afectar negativamente su rendimiento diario, su estado de ánimo y su bienestar general.

Este trastorno se manifiesta de diversas maneras, desde dificultades ocasionales para conciliar el sueño hasta episodios crónicos que afectan significativamente la calidad de vida. Además, muchas veces es un síntoma de otras condiciones médicas o psicológicas subyacentes, lo que subraya la importancia de abordar y comprender este problema de sueño.

Tipos de insomnio que existen

hombre acostado en la cama apagar un despertador en la mañana a las 7 am.

Como explicamos en el punto anterior, el insomnio no es una condición única y homogénea, se manifiesta en diferentes formas, y es la clasificación de sus tipos lo que ayuda a comprender mejor sus causas y abordar adecuadamente sus síntomas. Algunos de los tipos de insomnio que hay son:

De conciliación

Se caracteriza por la dificultad para conciliar el sueño al acostarse, lo que puede deberse a factores como el estrés, la ansiedad o hábitos de sueño irregulares.

De mantenimiento

Las personas que sufren de este tipo de insomnio tienen dificultades para permanecer dormidas durante toda la noche, despertándose varias veces durante el sueño y teniendo problemas para volver a conciliarlo.

Insomnio terminal o de despertar temprano

Quienes experimentan este tipo de insomnio tienden a despertarse mucho antes de lo planeado y encuentran difícil volver a dormirse, incluso si no han tenido problemas para conciliar el sueño inicialmente.

Te puede interesar:  CBD Para La Salud Mental: Sus 10 Beneficios

Insomnio agudo

Este tipo es de corta duración y generalmente está relacionado con eventos estresantes o situaciones temporales, como cambios en el entorno o problemas emocionales.

Insomnio crónico

Se refiere a la persistencia del insomnio durante un período prolongado, generalmente más de tres noches a la semana durante al menos tres meses. Puede tener múltiples causas y a menudo requiere intervenciones más profundas.

Causas del insomnio 

 mujer tendida en la cama

El origen de este padecimiento es, prácticamente siempre, multifactorial. Dentro de las causas más comunes están:

  • El estrés crónico es uno de los desencadenantes más comunes del insomnio. Las preocupaciones laborales, financieras, personales o la presión cotidiana generan un estado de alerta constante, dificultando la relajación necesaria para conciliar el sueño.
  • Durante el embarazo, las mujeres a veces experimentan cambios hormonales, incomodidades físicas y preocupaciones sobre el futuro, que contribuyen al insomnio. Los síntomas siempre varían a lo largo de las diferentes etapas del embarazo.
  • Los trastornos de ansiedad y depresión están estrechamente vinculados al insomnio. La preocupación constante, los pensamientos negativos y los desequilibrios químicos en el cerebro afectan negativamente el patrón de sueño.
  • Algunos medicamentos, como antidepresivos, estimulantes y medicamentos para la presión arterial, pueden interferir con el sueño normal. El abuso de sustancias, como el alcohol o las drogas, también puede contribuir al insomnio.
  • Condiciones médicas como el síndrome de piernas inquietas, la apnea del sueño, la artritis y otras enfermedades crónicas causan molestias físicas que dificultan el sueño. El tratamiento efectivo del insomnio a menudo implica abordar estas condiciones subyacentes como foco.

Síntomas 

Debido a su naturaleza multifactorial, el insomnio presenta síntomas variados y de distinta intensidad, por ejemplo:

  • Dificultad para conciliar el sueño, es decir, experimentar problemas para quedarse dormido incluso cuando se está cansado.
  • Despertares frecuentes durante la noche y tener dificultades para volver a dormirse.
  • Despertar temprano, antes de lo deseado y no poder volver a conciliar el sueño.
  • Fatiga diurna, sentirse constantemente cansado y con falta de energía durante el día.
  • Irritabilidad y cambios en el estado de ánimo.}
Te puede interesar:  5 Tipos de Pranayamas: Qué son y Cómo Practicarlos 2024

Artículo de interés: Dieta y suplementos en fatiga crónica

Consecuencias del insomnio

El insomnio puede tener repercusiones significativas en muchísimos aspectos de la vida de una persona. 

Impacto en la salud física

La falta de sueño adecuado genera un mayor riesgo de problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y debilitamiento del sistema inmunológico.

Problemas mentales y emocionales

El insomnio siempre agudiza al desarrollo o exacerbación de problemas de salud mental, incluyendo la ansiedad y la depresión. 

Deterioro del rendimiento cognitivo

La falta de sueño afecta negativamente las funciones cognitivas, como la memoria, la concentración y la toma de decisiones. Esto trae consecuencias en el rendimiento académico y laboral.

Problemas en las relaciones interpersonales

La irritabilidad y la falta de energía debido al insomnio dificultan las relaciones personales, provocando conflictos y tensiones con familiares, amigos y colegas.

Afectación de la calidad de vida

Ya que afecta la capacidad para disfrutar de actividades cotidianas y participar plenamente en la vida social, el insomnio reduce significativamente la calidad de vida.

Mayor riesgo de accidentes

La fatiga constante asociada al insomnio aumenta el riesgo de accidentes, ya sea en el trabajo, durante la conducción u en otras situaciones que requieran atención y alerta.

¿Qué podemos hacer si sufrimos de insomnio? 3 Recomendaciones 

Afrontar el insomnio puede ser un desafío, pero existen estrategias que te ayudarán a mejorar la calidad del sueño. Estas son nuestras 3 mejores recomendaciones:

Meditación

La meditación es una práctica efectiva para reducir el estrés y la ansiedad, factores comunes asociados al insomnio. La incorporación de técnicas de meditación, como la atención plena (mindfulness), te ayudará a calmar la mente y mejorar la capacidad para conciliar el sueño. Además, es una actividad que puedes hacer en casi cualquier momento del día, siendo ideal para cuando te encuentres en momentos de mucho cansancio o estrés.

Te puede interesar:  Anillo Atlante: Todo lo que necesitas saber

Rutina previa a acostarse

Establecer una rutina relajante antes de acostarse puede señalar al cuerpo que es hora de prepararse para dormir. Actividades como leer un libro, tomar un baño caliente o practicar estiramientos suaves contribuyen a crear un ambiente propicio para conciliar el sueño. Esto nos ayuda a desconectar, separar y preparar. Recuerda que a nuestro cerebro le encantan los patrones.

Yoga Nidra

El Yoga Nidra, también conocido como «sueño consciente», es una forma de relajación profunda que puede ayudar a aliviar el insomnio. Hay un montón de sitios en internet donde podrás encontrar sesiones de esta práctica pensadas para ayudarte a conciliar el sueño. De cualquier forma, queremos destacar la importancia de la predisposición. Concéntrate en ese momento, en lo que estás haciendo y en lo que estás sintiendo. Esa es la base para poder volver a crear una conexión sana entre tu mente y tu cuerpo.

Conclusión

Desde las causas que van desde el estrés hasta las enfermedades médicas, hasta los diversos tipos que presenta, el insomnio es un desafío complejo pero abordable. Con nuestras recomendaciones para afrontar el insomnio, ya sea a través de la meditación, la creación de una rutina relajante antes de acostarse, o la práctica del Yoga Nidra, te ofrecemos opciones valiosas para mejorar la calidad del sueño y recuperar el equilibrio en tu vida. Al integrar estas estrategias en nuestra rutina diaria, podemos cultivar un entorno propicio para el descanso y, en última instancia, enfrentar el insomnio con resiliencia y determinación. Recordemos que, en caso de persistir las dificultades, buscar la orientación de profesionales de la salud es fundamental para abordar este padecimiento de manera efectiva y recuperar la paz en nuestras noches.